esen
: 14 + 7 =

Movimiento en Escena

El programa arte en el campo sorprendió a los estudiantes de las diferentes escuelas rurales del municipio con la actividad “Movimiento en Escena” momento que permitió a las familias hacer un reconocimiento cultural aprendiendo las principales características y variaciones culturales de la región andina, dándole espacio a la libre expresión artística de cada uno de los alumnos para promover su creatividad y liderazgo. Es así como este programa en convenio de la Fundación Instituto Cristiano de promoción Campesina ICPROC y la Caja de Compensación Familiar CAJASAN siguen llegando a 300 niños, Niñas y adolescentes de las Instituciones Educativas Rurales vinculadas al programa Arte en el Campo.

 

 

Programa Arte en el campo Convenio Icproc cajasan

En la tercera semana del mes de abril (del 19 al 23 de abril) se realizó la actividad llamada Mi rutina con elementos I en el cual estimulan a los niños y niñas, el uso de elementos u objetos para optimizar sus destrezas físicas (equilibrio, fuerza y coordinación motriz) esta actividad tuvo gran acogida e interés por todos los beneficiarios del programa tanto en las instituciones educativas rurales de San Vicente de chucuri y beneficiarios del colegio Nuestra señora de la candelaria del municipio de cimitarra.

Esta actividad saca de la zona de confort a los niños y padres de familia beneficiarios ya que por medio de ejercicios en familia disfrutaron de espacios armoniosos, sanos y de calidad.  

Al interactuar con los beneficiarios por medio de las llamadas telefónicas nos expresaron palabras de agradecimiento hacia la Fundación Instituto Cristiano de Promoción Campesina (ICPROC), a la Caja Santandereana de subsidio familiar (CAJASAN) por tenerlos en cuenta en este programa que ayuda al desarrollo personal de los niños, niñas y jóvenes y al equipo de agentes educativos y coordinador  del programa por siempre estar atentos a cualquier inquietud.

 

 

 

PROGRAMA ARTE EN EL CAMPO – CONVENIO ICPROC CAJASAN

El proyecto Jornadas Escolares Complementarias (JEC) sigue brindando una formación integral a los niños, niñas y adolescentes beneficiarios del programa ARTE EN EL CAMPO, convenio realizado por la fundación Instituto Cristiano de promoción Campesina ICPROC, la caja de compensación familiar CAJASAN y las diferentes instituciones educativas rurales beneficiarias del municipio (La Colorada, Llana Caliente, Guamales, el Rubí, Palmira, cantallagos). En este mes de abril se siguen realizando actividades lúdico – dinámicas que fomenten la participación familiar y potencialicen cada una de las capacidades físicas, motoras y mentales de los estudiantes, formando niños, niñas y adolescentes  más capaces, seguros y autónomos que repercutirán sus enseñanzas y aprendizajes a través de su crecimiento y el desarrollo de su infancia.

 

 

 

 

PROGRAMA ARTE EN EL CAMPO EN CIMITARRA

Generando avances en los ejes temáticos dispuestos por el programa Jornada Escolar Complementaria – Arte en el campo, bajo el convenio del ICPROC con Cajasan, en la Institución Educativa Colegio Nuestra Señora de la Candelaria (Cimitarra), para el mes de marzo los 300 niños y niñas beneficiarios del proyecto han hecho gala de sus capacidades físicas, cognitivas y psicosociales ejercitando en casa tales habilidades.

Se ha apostado junto a ellos, en articulación con el cuerpo docente, por el desarrollo de las guías metodológicas bajo la modalidad remota, esto protegiendo su integridad física sin llegar a desvirtuar la labor de acompañamiento de los agentes educativos de nuestra fundación. Muchos han sido los desafíos asumidos en tales actividades, que repercuten positivamente en la niñez de esta localidad. Disposiciones logísticas, comunicaciones constantes a través de canales digitales y telefónicos, acompañamiento psicosocial, además de la cercanía del forjador que hace presencia permanente en el establecimiento educativo.

De especial hincapié han sido los conceptos de concentración, percepción, secuencia, ritmo y espacialidad, propendiendo por su interiorización y vivencia consciente en los ámbitos familiares y sociales, tendiendo al horizonte de los procesos convenientes de la danza.

Nuestra gratitud como Fundación Instituto Cristiano de Promoción Campesina, por la vinculación activa en estos procesos sociales y educativos a las distintas organizaciones y personas particulares, que alientan y motivan a nuestra niñez en su crecimiento integral, en el compromiso de construir juntos una civilización de amor.

 

 

 

 

 

 

PROGRAMA ARTE EN EL CAMPO

Desde la línea de Desarrollo Humano social se viene coordinando El proyecto Jornadas Escolares Complementarias (J.E.C.) que dio inicio desde el mes de febrero, brindando una formación integral a 300 niños, niñas y adolescentes beneficiarios desde el  programa “Arte en el campo”, Convenio realizado por la Fundación Instituto Cristiano de Promoción campesina ICPROC y la caja de compensación familiar CAJASAN.  En este periodo participan las Instituciones Educativas Rurales vinculadas (La Colorada, Llana Caliente, Guamales, el Rubí, Palmira, cantagallos ), donde se trabajó con las familias temáticas como Habilidades cognitivas y funcionalidad corporal con la estrategia Artístico- Cultural enfocado en la Danza, fortaleciendo el reconocimiento del cuerpo, la mente, potencializando las habilidades motrices y generando ambientes seguros para los niños, niñas y adolescentes beneficiarios del programa.

 

 

 

 

Nombramiento de nuevo Obispo en la Diócesis

Tras la renuncia de Monseñor Camilo Fernando Castrellón, Obispo de la Diócesis de Barrancabermeja quien pastoreó nuestras iglesias desde noviembre de 2009; el Papa ha nombrado al Reverendo Ovidio Giraldo Velásquez, hasta ahora Director Nacional de la Red para la Nueva Evangelización (SINE), como nuevo Obispo para nuestra Diócesis.
 
Nuestra más sincera gratitud a Monseñor Camilo por sus años de servicio acompañando nuestra Parroquia y esta Institución en la cual ha creído para volver a sus raíces desde las Comunidades Cristianas Campesinas. Que el Señor Jesucristo le acompañe en su camino y recompense su labor.
 
Una calurosa bienvenida para nuestro nuevo Obispo, que en medio de estas difíciles circunstancias para nuestra región, el Señor nuestro Dios le de sabiduría para guiar este rebaño.
 
Mons. Ovidio Giraldo Velásquez nació en Montebonito, Diócesis de La Dorada - Guaduas, el 27 de enero de 1963. Recibió la ordenación sacerdotal el 18 de febrero de 1989, incardinado en la Diócesis de La Dorada - Guaduas.  Fue Vicario de la Parroquia "Nuestra Señora de los Dolores", Vicario de la Parroquia "San Antonio", Párroco de la Parroquia "San José Obrero", Formador del Seminario "Cristo Buen Pastor", Pastor de la Catedral "Nuestra Señora del Carmen", Profesor y Director Espiritual del Seminario "Cristo Buen Pastor", Delegado Diocesano de Pastoral Social, Vicario Diocesano de Pastoral y, a partir de 2013, Director Nacional de la Red para la Nueva Evangelización (SINE).
 

 

 

 

 

Historia de Vida Ana Maria Jaramillo

Soy Ana María Jaramillo, estudiante SAT de CLEI 4 en Barrancabermeja, tengo 43 años, nací en Amalfi (Antioquia),  donde viví hasta  mis 19 años, viajé a Tauramena (Casanare) con una tía con la cual viví  un año.  Fue allí donde conocí al padre de mis dos hijas mayores, con el cual me trasladé hacia  Barrancabermeja.  Durante tres años viví en esta ciudad, nos fuimos por cuestión  de trabajo a San Pablo (sur de Bolívar) donde después de vivir un año nos tocó salir huyendo de la violencia y retornar nuevamente a Barranca donde mi  esposo fue asesinado posteriormente quedando viuda a los 24 años, para mí fue un tiempo muy difícil  porque no tenía empleo, estaba lejos de mi familia y con dos hijas  por sacar adelante.

Después de un tiempo volví a rehacer mi vida en una nueva relación quedando embarazada de mi tercera hija la cual no se pudo continuar y me separé.  Con esto vinieron tiempos difíciles ya que volví a quedar sola con mis tres hijas, pero Dios es grande  y me ayudó a salir adelante con mis  hermosas  hijas.   Trabajé muy duro para sacarlas adelante y darles lo mejor. Al cabo de un tiempo me enfermé muchísimo tanto que ya los médicos no me daban esperanza de vida, esto fue durante casi un año, conocí a un señor que siempre que pasaba por mi casa se acercaba y me leía el evangelio, pero yo incrédula le respondía que eso para cuando estuviera para morirme pensando yo que lo iba a hacer en mi vejez.

Recaí en mi enfermedad al ver esto empecé a asistir a una iglesia y me aferré muchísimo a Dios, fue allí donde Dios hizo su obra en mi cuerpo y me sanó. No necesite de más medicamentos, ni volví a padecer esos dolores que me hacían sentir tan mal. Inicié nuevamente ya con la salud en mi cuerpo y la fe y esperanza de mi corazón puesta en mi Padre celestial, retomé entonces mi trabajo en oficios varios y todo fue volviendo a una normalidad en nuestras vidas.

Hace 8 años ocurrió algo inesperado en nuestras vidas un hombre sin sentimientos y de mal corazón le causó la muerte a mi segunda hija que tenía en ese entonces 14 años, fue un suceso muy doloroso que nos causó la destrucción de mi familia y mi hogar.  Hasta ahora no hemos podido superar esta pérdida, seguimos viviendo en Barrancabermeja, saliendo adelante viviendo el día a día con entusiasmo y dedicada a mis estudios gracias a la Gestora de Red Unidos que me contactó el año anterior con la señora Martha Calderón de la Fundación ICPROC para poder continuar con mis estudios ya que era uno de los sueños que siempre había anhelado. Actualmente me encuentro realizando el grado 8/9 CLEI 4  en la Comuna 1, Le doy gracias a Dios primeramente y después a la Fundación Instituto Cristiano de Promoción Campesina por haberme dado la oportunidad de estudiar y realizar mi sueño, aunque no ha sido nada fácil sé que mi esfuerzo lo veré cristalizado cuando reciba mi cartón de bachiller y pueda acceder a un puesto para estudiar Modistería o diseño textil en el SENA para así poder trabajar de forma independiente en mi propia empresa.  

 

 

Historia de Vida Jesús Zambrano

El señor Jesús Zambrano Martínez de 70 años de edad es un estudiante ICPROC, vive en la vereda Ciénaga del Opón, de muy bajos recursos, vive solo, se levanta todos los domingos a las 3 de la mañana a hacer el desayuno y almuerzo para estar listo para sus estudios ya que tiene que esperar a que la canoa lo recoja a un trayecto de 20 minutos de la institución.

Es un estudiante muy comprometido ya que en su niñez no tuvo la oportunidad de estudiar y quiere culminar sus estudios, está cursando Ciclo 2 con mucho esfuerzo y lucha cada clase para aprender a leer y escribir, se le dificulta un poco debido que tiene poca visión, aun así, es uno de los estudiantes más comprometido porque él valora la importancia de aprender y quiere aprovechar el tiempo al máximo.

Está muy agradecido con la Fundación ICPROC que le brindó la oportunidad para terminar sus estudios, su mayor propósito es graduarse con sus compañeros que son menores que él, debido a su edad su aprendizaje es más lento y debe tener mucho acompañamiento, pero es uno de los mejores de su grupo. Comenzó desde cero a conocer colores, números, letras, palabras, es un ejemplo a seguir de sus compañeros, a don Jesús no le importa su edad, su propósito es avanzar y terminar con honores y que como Institución lo apoyemos hasta lograr su objetivo el cual es terminar su bachiller no importa lo que se tarde.

Sus palabras de agradecimiento son: “Gracias ICPROC por pensar en nosotros los campesinos por apoyar nuestros sueños y que nunca es tarde para aprender y que cada día hay que luchar por lo que se quiere”.

 

 

 

Historia de Vida Yurenis Padilla

Yurenis Padilla Mejía es una mujer dedicada a su familia y a sus estudios, estudiante de CLEI 3 del corregimiento de Vijagual en Puerto Wilches y madre de cinco (5) hijos. Ha tenido que superar el maltrato de su pareja de la cual se separó, ver ella sola por sus cuatro hijos mayores trabajando en lo que se le de oportunidad para sacarlos adelante. Es un ejemplo de superación y responsabilidad, encaminada al buen servicio y con la proyección de brindarle a sus hijos la mejor formación en valores y amor.

A pesar de tan duro trabajo, su sacrificio más grande es aprender, para instruir y ayudar a sus hijos; por eso, ella tomó la decisión de estudiar en la Fundación ICPROC, ya que le brinda la oportunidad y la facilidad de estudiar para capacitarse y poder aspirar a un mejor empleo.

Solo tiene agradecimiento hacia la Fundación ICPROC y hacia su Docente tutor Leiner Díaz.  A pesar de que ha tenido momentos donde la tristeza invade su corazón se refugia en sus hijos llenos de vida y salud y en sus compañeros de estudio que la hacen sentir que la vida es bonita. Se recarga de energía y del amor de Dios para seguir luchando y alcanzar su gran sueño de graduarse como bachiller en la Fundación ICPROC.

 

 

 

Historia de Vida Brayan González

Él es un destacado estudiante de 17 años de edad hijo de dos aguerridos campesinos Edgar González y Marly Ortiz oriundos de nuestra hermosa tierra chucureña, quienes motivados por la profesora Eulalia Caballero Celis decidieron matricular a su hijo en la Fundación ICPROC y hoy día cursa CLEI 5 y 6.

Reside en la vereda El Ceibal ubicada en la zona rural del municipio de San Vicente de Chucurí, a dos horas del casco urbano, este Joven estudiante se encuentra desde el año 2017 vinculado al sistema de formación SAT, desde entonces se encuentra desarrollando un muy rentable proyecto pedagógico productivo con gallinas ponedoras que decidió iniciar con el apoyo de su familia gracias a la instrucción recibida desde las tutorías.

Brayan mediante la ejecución de este proyecto pedagógico ha fortalecido la economía familiar, al mantener este proyecto como empresa familiar que sus 89 gallinitas diariamente ponen de 87 u 88 huevos para ser cada ocho días comercializados en las diferentes tiendas de la vereda. Un día en el campo inicia muy temprano desde las 4 de la mañana con el canto del gallo, desde esa hora Brayan se dispone a cumplir con sus compromisos alternando el cuidado del grupo de gallinas ponedoras quienes se les debe proporcionar alimentación 2 veces al día y la limpieza de corrales cada 3 días.

Brayan desea administrar la finca de sus padres aplicando los conocimientos adquiridos durante su proceso de formación, además aspira llevar a cabo su formación superior, por ello trabaja con esmero académico para alcanzar su título bachiller que gracias a la Fundación ICPROC lo podrá obtener este año.

 

 

Página 1 de 8

Información

Dirección :

Calle 15 # 17C-03 Barrio Buenos Aires, San Vicente de Chucuri - Colombia.

Telefonos :

+57 3112228367

Sitio Web :

www.icproc.org.co 

Ubicación